EN CHACARITA QUIEREN, QUIEREN PERO NO PUEDEN. AHORA LA PELOTA ESTA EN LA CANCHA DE LOS LEGISLADORES.

 

hhhhhhAlgo olía raro en el barrio de Chacarita. Y a medida que se tira de la piola huele cada vez peor. Al tufillo del negocio inmobiliario despiadado se le fueron agregando aroma a estafa a los vecinos y ahora directamente baranda a ilegalidad e incostitucionalidad a diestra y siniestra.

En la Ciudad de Buenos Aires, el barrio de Chacarita viene a lo largo del año asistiendo a una avanzada a veces más violenta, a veces menos, del gobierno porteño a través de distintos representantes, con el objetivo de realizar un NEGOCIO INMOBILIARIO GIGANTE en los predios ubicados de forma lindera a la estación de tren Lacroze y que perjudica directamente a los vecinos del asentamiento de Fraga, las organizaciones sociales allí radicadas, y los tenedores de concesión de ese terreno. Y ahí es donde está la parte del León. Pues ya sabemos que muchas veces, mal que pese, estas cuestiones encuentran un tope insalvable cuando se judicializa la cuestión y encuentran contraposición de intereses, económicos por sobre todo.

Los operadores utilizados por el gobierno porteño para la concreción de este enorme negociado – Punteros, Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) y legisladores – no parecían encontrar un tope a sus intereses que no pudiesen sortear. Su proyecto original consta de cruzar un avenida por terrenos con dueño y también con gente viviendo, junto a la avenida se especula con la construcción de edificio de lujo… en un lugar donde durante los 9 años que ya lleva el PRO en la ciudad de buenos aires no fueron solucionadas cuestiones básicas como cloacas, agua potable, luz, sanidad etc. del asentamiento de Fraga.

Frente a la obvia y legitima oposición de los vecinos del barrio a que una avenida les pase por encima y ninguneen su derecho a vivir en un barrio urbanizado como cualquier otro, el Gob. Porteño envió a sus funcionarios del IVC (Vivienda) para aplacar los ánimos de los vecinos y prometer en cada reunión condiciones distintas y casa para todo el mundo. Disculpen si pecamos de porfiados….

Frente a las irregularidades de a montones en el proyecto que la Asociación Mutual Sentimiento y referentes de organizaciones sociales del barrio hemos denunciado, el Gob. Porteño ha desplegado a sus punteros buscando el enfrentamiento de pobres contra pobres e intentando alejar a los vecinos de las organizaciones que tocan la alarma frente a una metodología de engaño aplicada por el poder que nosotros ya conocemos.

Ahora, hace días nomas, se ha puesto sobre la mesa una arista que hasta entonces había pasado desapercibida (habían querido que así sea):

 

Los terrenos sobre los que el Gob. Porteño, la empresa AUSA, y el IVC planean construir, tienen dueño y están concesionados hasta el año 2025 a una empresa de transporte.

Así como se lee. La empresa Trenes Especiales Argentina (TEA) dueña del tren Gran Capitán que conecta Bs.As. con misiones, entre otras líneas, posee la concesión de ese terreno (junto con sus galpones, las vías férreas allí montadas, señalizaciones, etc.) hasta el año 2025. Y resulta que nadie le comunico que sobre sus tierras se iba a construir un negociado que atenta directamente contra sus intereses.

TEA intimo mediante una Carta Documento a uno de los organismos partícipes (IVC) para que brinde explicaciones sobre los proyectos dentro de su propiedad. Es como si Fulano decidiera vender la cocina y el baño que está adentro de la casa de Mengano sin su permiso, bastante obvia la ilegalidad creería uno. El Instituto de Vivienda decidió desmarcarse diciendo que ellos no tenían ni tiene “proyectos de uso ni goce” sobre el espacio. Esta fue la respuesta en formato de Carta Documento, de vinculación legal, del IVC. Como si todo el revuelo que llevan adelante hace un año prometiendo el oro y el moro a los vecinos para que le firmen la aprobación del proyecto de ley que derriba sus casas en pos de una avenida, no existiese. Increíble.

Como si esto fuera poco, hay una cuestión de fondo que buscan evitar de discutir a toda costa. Los terrenos mencionados, no son propiedad del gobierno porteño. Son territorios Nacionales, y su adjudicación debe ser manifestada en una ley votada en el congreso. Si el gobierno porteño no puede poner ni una pala en estos terrenos, la pregunta es por qué apuran a los vecinos diciendo que las obras ya están adjudicadas, el presupuesto aprobado, y las obras empezando. Algo huele mal, y alguien está mintiendo.

Vamos a ver que hacen los legisladores en primera instancia. Lo vamos a ver con mucha atención.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Secured By miniOrange