LAS MUJERES PONEN EL PECHO, LOS MACHOS CEGETISTAS ARRUGAN Y LA POLICÍA REPRIME.

 

Paso el seis siete ochaso de marzo y deja la obligatoriedad de una editorial. Cortito y al pie.


MAESTROS SOMOS TODOS, TODOS, MENOS ELLOS.
El primer lunes de marzo amanecio con la sensación de terremoto que implican la mayoría de las aulas vacías en la Argentina. Los docentes del país fueron la patada inaugural del primer y mas caliente mes del año lectivo. Frente a la autoritaria arbitrariedad del Gobierno Nacional que decidió derogar de facto la Paritaria Nacional Docente, y la fantochada infame de proponer en la provincia de Buenos Aires (la cual inclina la balanza determinantemente en toda cuestión política nacional, y que en el caso de los docentes nuclea al 40% del total del país) de un aumento salarial del 18%, cuando la caída del nivel adquisitivo del año transcurrido y la prevista para el actual exige un recontra mínimo de aumento del 40%, sumado al deterioro de la educación publica en lo referente a su situación edilicia y cualitativa, producto de la subejecucion presupuestaria, dejo como resultado una multitudinaria concentración docente que colmo 20 cuadras de la capital federal y marcho dejando en claro que la educación publica no se vende, se defiende, y se defenderá reviente quien reviente. No la frenaran la prepotencia estatal, las obscuras amenazas de los perros del poder, ni la peligrosa estupidez política que llega al absurdo de convocar voluntarios para tomar el control de las aulas.


YO TE VI CORRER
Veinte horas despues, la convocatoria, en la que también abundó el ejercito de guardapolvo blanco, correspondió al conjunto de los trabajadores con dignidad mal interpretada por los agentes mediáticos como un paro de la CGT”.
Si bien la fecha fue dispuesta por la CGT, tristemente a nivel numérico y económico el concentrador mayoritario de poder de fuego de la clase obrera, hace demasiado tiempo que la Confederación General de Traidores de la burocracia sindical no lleva adelante un paro de trabajadores por reivindicaciones de los de abajo, a quienes hace aun mas tiempo dejaron de representar. Echo que quedo demostrado en el cierre de su aparición en el estrado. Lo acontecido el día martes 7 de marzo, en primera instancia, es el inevitable (aunque tardío, en opinión de quien escribe) resultado de un atropello brutal y despiadado del poder contra el pueblo todo. Dicho martes marziano los trabajadores acudieron a la convocatoria callejera no como respaldo de una conducción gremial cuyo accionar a demostrado ser puro fuego de artificio, sino como demostración tangible de que se acaba el disiplinamiento de la clase obrera, que los trabajadores de a pie no se dejaran matar de hambre con la cabeza gacha y apretando los dientes, que el salario digno y la dignidad laboral no son consignas vacías de pared, que no se va a entregar el futuro de nuestros pibes a los delincuentes de guante blanco. El basto abanico de gremios, asociaciones, conjuntos, agrupaciones, organizaciones, artistas, estudiantes y trabajadores sueltos que llevan un año y medio ( ojo, en algunos casos, mucho mas) resistiendo la vapuleada estatal que deja familias a la deriva, fabricas cerradas, y agachadas infames frente al imperio a su paso, confluyo en las calles de la monópoli para demostrarle a los dinosaurios sobrealimentados del triunvirato, que el pueblo no olvido que a la hora de los bifes, se marchara con los dirigentes a la cabeza o con la cabeza de los dirigentes. Se les quemaron los papeles. Les coparon la parada. Les birlaron las banderas. “Huelga General” “Pone la fecha, la puta que te parió”, “Traidores”, fueron los graff imaginarios del cierre de la jornada. Los dueños de la entrega y la dilación obrera salieron custodiados para que la muchachada no se los coma. Son refugiados. Aparecieron finalmente, los cocineros dispuestos a joderles la sopa.


CUANDO UNA AVANZA, NINGUNO RETROCEDE.
De nuevo, veinte horas despues de ver con atonito beneplácito el estrado cegetista subir y bajar revoleado por un grupo de (esperemos) redentores populares; el asfalto, el adoquinado, el estatus quo tembló al ritmo de (una vez mas a criterio de quien escribe) el movimiento mas revolucionario que habite en estas pampas del fin del mundo. La marcha y movilización con paro activo de mujeres, que no precisa de ningún aparato sindical que le “regale” el derecho a parar laboralmente puso el grito en el cielo y la firmeza en los pasos para advertir que no se jode mas con ellas. Que no se tolerara que una mujer reciba una retribución económica menor que un trabajador varón por la misma tarea realizada. Que no se van tragar la bronca de no poder caminar por la calle sin que algún energúmeno le haga saber, susurrando o a los gritos, lo que el haría con lo que lleva entre las piernas. Que saben y harán saber que la yuta también hace a la trata. Que la iglesia se puede meter sus rosarios donde no pega el sol, que no seguirán decidiendo sobre sus cuerpos, y que el aborto es ilegal por que unos y otros se llenan los bolsillos con la vida de las chicas que mueren en las clínicas clandestinas. Que los ultracatolicos se pueden ir a la ultramierda. Que la revolución se hace en las calles, en las casas y en las camas. Que sobre mi hambre, mi libertad, y mi cuerpo mando yo. Que se asesinan mujeres, homosexuales y travestis por el solo echo de ser lo que desean ser, y que no corre mas. Que vivas se quieren y por ello van a luchar caiga quien caiga. Que la discusión se va a dar de izquierda a derecha le guste o no a los que se auto-otorgan el autoritarismo dominante. Que no salieron de ninguna costilla. Que el machismo también debe ser y sera combatido dentro del mismo genero. Y avisando, por si alguien todavía no se entero, que esta es una ola que crece y no parara jamas. El paro lo hicieron las mujeres, y la CGT a llorar al campito.

NUNCA UN PERRO MIRA EL CIELO. NO SON TRABAJADORES LOS SICARIOS A SUELDO.
Y para no desentonar con la cavernícola tradición de una de las instituciones mas podridas de la represiva democracia burguesa, sobre el final de la fiesta llegaron los perros uniformados a meter los dedos en la torta. Cuando el paro con movilización asumido por las compañeras llegaba a su fin y nxistía ni en el mas transgiversado discurso la excusa para la violencia, la policía de la ciudad de buenos aires, esa bolsa de gatos que agrupa lo peor de lo peor con lo mas peor y empeorando desato una cacería de brujas resultando en 20 mujeres detenidas con particular violencia. Policías varones arrastrando mujeres por el asfalto. Una imagen que hace innecesario el vomito de palabras que este cronista no puede contener. Las mujeres violentadas, golpeadas y detenidas durante toda la noche, fueron liberadas por la mañana, no sin antes imputarles resistencia a la autoridad, lesiones y atentado. Y en un acto adicional de deprecio patriarcal, les fue neo egado el legitimo derecho a las mujeres afectadas de realizar la denuncia por maltrato y abuso de poder ejercido por las fuerzas de inseguridad, echo triste y reiteradamente avalado por el poder judicial. Dejando claro una vez mas, que la justicia no es muy justa. Y si para muestra basta un botón, esto es un muestrario aprendido de memoria y botón hasta no poder mas.
Hay el mes de marzo! Cuando el fuego crezca quiero estar ahí. Y ahí vamos a estar.
Nos vemos el 24.
AVOVPLA.

g-9

Colectivo Editorial Zon de Trope FM 99.3

1 Comment

  1. Mosca

    10 marzo, 2017 at 5:54 pm

    No se puede hacer una tortilla sin romper los huevos. Ja! Tosco te extrañamos. La CGT quedo en blanco como el rey desnudo. La maldita policía es la clara expresión del miedo del sistema a las mujeres sin miedo. Como el flaco ayer, decada y media despues decimos; HOY SOMOS TODOS DOCENTES.
    #NOAFLOJEMOS.
    #ALGATOLOECHAMOS
    #NOPONGANFECHA.LAPONEMOSNOSOTROS
    #HUGOLATENESADENTRO
    #VAMOSLASPIBAS

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Secured By miniOrange