EL DIA B

La autopsia del cuerpo hallado en el Río Chubut que podría ser Santiago Maldonado comenzará a las 9.30 y los peritos esperan tener entre hoy y mañana los primeros resultados tanto sobre la identidad como acerca de las causas de la muerte. Será fundamental, aunque quizá tome más tiempo, el esclarecimiento de cómo llegó hasta el sitio donde fue encontrado, durante el rastrillaje de Prefectura. El procedimiento estará dirigido por tres legistas del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema e integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), pero participarán peritos de las querellas y la Gendarmería logró hacerse un lugar con la designación de un especialista de la fuerza que representará al único imputado, el subalférez Emmanuel Echazú, que integraba el grupo de los agentes que llegaron hasta la orilla en la persecución a los mapuches en medio de la cual desapareció Maldonado. Un cotejo de fotos que muestran a Echazú en la zona con otras del sitio donde estaba el cuerpo y su proyección en un mapa satelital, indican que el gendarme habría estado a menos de 70 metros de ahí, según informaron a PáginaI12 allegados a la investigación.

El avión sanitario en el que viajó el propio juez Gustavo Lleral para custodiar el cuerpo llegó ayer a la mañana a la ciudad de Buenos Aires y fue llevado a la Morgue Judicial. La decisión del Cuerpo Médico fue posponer la operación de autopsia para hoy para optimizar las condiciones de su realización. Lleral firmó una resolución donde indica los puntos centrales que deberá buscar dilucidar el estudio forense: establecer “la identidad, la data, causal y modo de la muerte del cuerpo humano hallado” y señaló una serie de medidas de resguardo. El juez dispuso que todo el procedimiento sea filmado y fotografiado y prohibió el ingreso de celulares a quienes participen.

El titular del Cuerpo Médico, Luis Mario Ginesín, designó a tres especialistas para encabezar los estudios: Roberto Cohen, Cristina Bustos y Jorge Herrbstein. A la par actuarán por el Equipo de Antropología el médico Luis Bossio y el antropólogo Carlos Somagliana. El perito de la familia Maldonado es Alejandro Incháurregui, el del Centro de Estudios Legales y Sociales es Maximiliano Amar y también intervendrá Silvia Bufalini. Por la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (Apdh), Ariel Rossi y Claudio Capuano, y se suman expertos de otros organismos y veedores.

El juzgado designó también un al perito papiloscópico de la Prefectura Naval Pedro Salas para que trabaje sobre las huellas dactilares. Si se lograran obtener las huellas dactilares del cuerpo, se podría constatar de manera rápida la identidad. Si ese procedimiento no fuera factible, habrá que esperar los resultados de estudios de material genético, que podrán demorar unos tres días. Se enviarían a un laboratorio de Córdoba. De todos modos, los peritos suponen que hoy se podría llegar a corroborar si el cuerpo encontrado es Santiago Maldonado.

La operación de autopsia en sí arrojará también en las primeras horas datos que podrían llevar a conocer qué fue lo que provocó la muerte y luego cómo es que el cuerpo estaba en el punto donde fue hallado. ¿El deceso se produjo en el agua o afuera? ¿Fue producto de golpes, asfixia u otro factor? Hasta el momento, lo que trascendió desde allegados a la investigación es que no tendría heridas de bala, pero nada es seguro aún. Habrá que ver si hay golpes, heridas, fracturas. Y será determinante saber cuándo murió, lo que se conoce como “data de muerte”, que podría demorar unos días.

Estos estudios científicos empezarán disipar la incertidumbre y a disipar dudas. Faltará la investigación penal. Las garantías de reparación para las víctimas son un deber del Estado.

Fuente: Pagina 1/2

 

 

Secured By miniOrange