• FM ZONDE TROPE 99.7
  • CIRCO GALPON CULTURAL
  • Combativos / Miercoles 20 HS
  • thundersteel METAL
  • thundersteel METAL
  • Eslokeai HIP HOP
  • Eslokeai HIP HOP
  • Eslokeai HIP HOP
  • Junto a la murga PRISIONEROS DEL DELIRIO
  • Junto a la murga PRISIONEROS DEL DELIRIO
CUANTOS PARES SON 3 BOTAS

CUANTOS PARES SON 3 BOTAS

Like
51
0
Miércoles, 30 mayo 2018
Nosotros

Les ahorro el trabajo de la pesquisa:
Soy un cuero de piel que ya murió, pero que está infinitamente vivo. Un quechua desplazado con memoria de su tupacamarización en los huesos. Un judío guerrillero en El Gueto de Varsovia. Un obrero que limpia las luminosas plantas de sus pies en una fuente purificadora un octubre 17. Un chavista irredento que empieza a preparar en Caracas la resistencia. Un afrodescendiente que tiene un sueño, pero que a veces se levanta a la mañana con un puño enguantado en cuero negro. Una mujer anarquista llorando por los fusilamientos de huelguistas patagónicos mientras jura venganza. Un palestino haciendo planes para la liberación. Una huelguista en Nueva York que intenta apagar un incendio un ocho de marzo y oye gritar el llanto de sus hermanas. Un barbudo escribiendo — paciente y sistemático– en una biblioteca en Londres. Una dama polaca asesinada en 1919 al costado de una rosa roja. Un lúcido ruso que azuza su chispa frente al descreimiento generalizado. Una mujer perseguida por prácticas lésbicas que se resiste a permanecer encerrada en un vergonzante closet. Un Coronel del Pueblo, loco como la alegría, fusilado por salvajes unitarios. Un alemán llamado Walter intentando cruzar la frontera de Francia con España. Una hermosísima bruja quemada en Salem. Un rabino, descalzo, arrastrándose por la callejuelas de Ierushalaim, azotado por los látigos del mismo imperio de siempre. Un Peruano taciturno que escribe sus llantos en París, tomando su vino en negras copas de fuego. Una niña encerrada en un altillo de Amsterdam. Un esclavo espartaquista destripando a un pretoriano romano, en nombre de sus hermanos gladiadores destrozador. Un Santo de la Higuera, viajante de América Latina profunda, como topo anunciador de Hombres Nuevos. Una feminista –increíblemente bella– que vacía un cargador 9 milímetros en la cara de un femicida. Un flaco desgarbado ordenando a un milico que baje un cuadro. Soy un transexual desfilando su orgullo en múltiples ciudades del mundo. Soy una analfabeta sabia como la biblioteca de Alejandría, que canta bagualas existenciales, desafiando al viento de la Puna. Un oficial correntino que anuncia su voluntad de pelear en bolas como sus paisanos los indios. Una tal Alejandra que convierte una jaula en un pájaro y se ahoga en su propio canto de fuego y otoño. Un Checo transmutado en Gregorio Samsa para escándalo de señoras de enaguas cerebrales, que buscan literatura en los retretes del chisme universal. Un vietnamita que cava su túnel polvoriento con las manos heridas por el fósforo blanco. Un ruso infinitamente digno esperando el desfile policial de la Carroza pomposa de Ramón L. Falcón. Una niña parapléjica que sueña su cuerpo como una danza de olas frente al mar. Un obispo salvadoreño santificado de bondad, baleado después de dar misa. Una señorita llamada Monika arribando a un consulado boliviano en Europa, con una peluca castaña que queda tirada. Un pañuelo que gira como si fuese paloma, en una plaza enorme. Una niña que camina, sóla y desnuda, abrazada a su muñeca, un seis de agosto de 1945. Un tucumano llamado Marcos arrastrado por un auto en una calle polvorienta de Córdoba. Una mujer de Los Toldos que anuncia sus jirones de vida como advertencia de la Historia. Un carita que tiembla de frío en su parroquia Caacupé el mas doloroso de los inviernos. Un poeta nicaragüense que grita –baleado– “que se rinda tu madre”. Una pipa fumándose su pasamontañas bajo una selva llamada Zapata.
En fin: un hijo de la paciente pero memoriosa sensibilidad popular, que amasa, militante, su lugar en la dicha. Arropado, siempre, por la charla, los poemas ajados, la chacarera, el rock barrial y el tango. Un quía que se sabe parte de algo más trascendente que sí mismo. Un tipo que marchará con sus hermanxs, en la hora de la hora

Comments are closed.