¿Qué carajo se vota la semana que viene?

Las próximas PASO podrían ser un evento casi tan intrascendente como un recital de Arjona o un simposio sobre las propiedades culinarias de la canela, pero no.
Si bien técnicamente las Primaras Abiertas y etcétera fungen de espacio donde dirimir las líneas internas del partido, la realidad objetiva que nos regala este 2021 es que lo que se pone en las urnas es otra cosa.

¿Por qué?
Frente de Todxs.
Va con la lógica y correspondiente lista única. Napoleón o algún otro petiso malvado dejo en claro que hay momentos para discutir sin apuro y momentos para ponerse a laburar, e independientemente de la repudiable ética y moralidad del ejemplo elegido, la realidad es que no estamos para andar perdiendo el tiempo.
Después de que la pandemia del neoliberalismo Siglo XXI del Virrey Mauricio y compañía nos dejara la calesita de sombrero y la pandemia del murciélago terminase de complicarnos la existencia, no hay margen para dudar, no hay margen para mezquindades, hay que ponerse a laburar.

Juntos… o como se llame.
No es un partido. Es una bolsa de gatos. Todos tiran para su molino y se pisan la sabana como un payasesco numero de fantasmas con caras de constipados. A la derecha de ellos esta la pared, y sin embargo, se pelean por empujarla un par de metros más. No tienen orden, no tienen política social, no tienen vergüenza.
Solo tienen mucha billetera y un puñado de patrones que les exigen resultados. 

El resto.
Que decir de Milei, un salto al vacío sin arnés. ¡López Murphy!, parece joda, que alguien con media memoria pueda votar algo asi. Gómez Centurión y Cynthia Hotton, santos caracoles Batman, tan a la derecha que se caen del mapa.
Con el Frente de Izquierda no nos metemos, ya bastante problemas tienen ellos y desde acá no hacemos mas que mandarles un abrazo.

Entonces.
Si al General San Martin le hubiesen mostrado que después de cruzar los Andes y liberar a los pueblos de América, y la oposición política iba a decantar en esto, yo creo que volvía a Francia a comer medialunas y nos mandaba a la mierda. 
Y es por eso, y solo por eso, que las elecciones a celebrar el próximo domingo 12 de Septiembre son fundamentales.
“Si las PASO no existiesen, habría que inventarlas” dijo Katopodis. Porque es imprescindible acomodar los melones en el carro, y sin titubear salir del pantanoso escenario de la pandemia y el apriete oligarca.
Y para eso, es necesaria la mayoría parlamentaria. Es necesario que el gobierno nacional, hoy dique de contención frente al segundo turno del acabose que ofrece la oposición, tenga el margen de maniobra legislativa necesaria para cobrar los impuestos correspondiente (Vicentin), ejecutar políticas de comunicación pluralista que garantice la democracia real (Clarín), que ofrezca las oportunidades concretas para el despegue y puesta en valor de las Pymes que representan para el pueblo trabajador justicia social y equidad (UIA), que ponga fin a la aristocracia judicial que colabora en el saqueo y explotación de nuestro futuro, y que pueda llevar adelante las políticas públicas necesarias para la felicidad del pueblo y la grandeza de la patria. Para eso es necesaria la mayoría legislativa.
Y algo mas. Que sin la mayoria parlamentaria no se puede pero solo con ella no alcanza. Hay que usarla sin titubear, no dejar un margen, no entregar ninguna.
Por que en las PASO no se definen candidaturas, se discuten modelos, probablemente, para los próximos 6 años por delante.  

Colectivo Editorial ZondeTrope

Comments are closed.