UN CANIBAL DESDENTADO ENSEÑANDO A MASTICAR

Asistimos a la presentación de la historia como una farsa donde los signos se invierten y las banderas simulan lo que alguna vez significaron.
Los controles de fuego generan incendios, los libertarios son sinónimo del capitalismo corporativo financiero y la derecha y la izquierda confunden sus contornos en vaivenes que marean a una humanidad que naufraga en el engaño de una realidad paralela reproducida a todo color las 24 horas por las empresas de comunicación, nuevos oráculos de delfos amos y señores de la verdad.
Pareciera lejano el tiempo que nadie con dos dedos de frente dejaba incendiar la provincia donde vivía a sabiendas que esto no puede mas que significar una lenta extinción, el tiempo en que los libertarios eran gente dispuesta a dejar el pellejo en el asfalto por un mundo sin cadenas y donde izquierda y derecha eran exposiciones reales de dos visiones del mundo enfrentadas en todos los aspectos de la vida, como corresponde, a muerte.
Ya ni el periodismo ni la política se juegan la vida
Están sucios como una papa y no parecen dispuestos a dejar al rey desnudo.
Se incendia criminalmente el territorio que debiera servir para refundar este país y darle sustento a las generaciones por venir en pos la expansión de la frontera del agronegocio que abulta bolsillos extranjeros y contamina suelos locales para todo el resto de la canción.
Las ciudades ya superpobladas hipotecan sus escasos pulmones verdes para la construcción inmobiliaria de lujo que lejos de pensar en solucionar el déficit habitacional urbano lo agravan aún mas elevando los precios todo lo referente a vida y por ende expulsando mas gente a las periferias donde la democracia corre años luz detrás de la miseria y la policía.

En un travestismo político que daría gracia si no fuese una tragedia contemporánea, asesinos, torturadores y fascistas posan para la foto mientras firman enérgicamente un informe lapidario de preocupación por los DD.HH en Venezuela.
La Colombia de las fosas comunes y los falsos positivos, el Chile de los 400 ciegos en las marchas de febrero, el Brasil de Bolsonaro y los escuadrones de la muerte y por supuesto los EE.UU con tantos asesinatos que es imposible contar, rubricaron la firma del informe junto a un puñado de países europeos, campeones en el trafico de esclavos y el exterminio de pueblos originarios.
La Argentina, con la misión del FMI recién bajada del avión, renunció a una posición históricamente sostenidas respecto de la no injerencia en los asuntos internos de otros países y renegó de un posicionamiento de dignidad regional comenzado a principios de este milenio cuando el patrón de estancia norteamericano nos había dejado a todos con las venas abiertas. La crítica dual a las violaciones de DDHH humanos en Venezuela junto al bloqueo y las sanciones económicas es una declaración de tanta tibieza que a pocos convence de este lado de la vereda y hasta produce felicitaciones burlonas de la vereda de enfrente.

El colonialismo cultural, decía Jauretche, es la espada de Damocles que pende sobre el cuello de cualquier pueblo que busque su independencia. Independencia que, como la historia nos demuestra, poco y nada vale en la tinta sobre el papel cuando no se ejecuta con decisión y sin miramientos.
En algunos días se cumple un nuevo aniversario del fatídico día donde una de las mas parasitarias coronas de Europa clavo los dientes sobre estas costas hermosas de gentes color de la tierra. Lo que aún hoy se enseña en las escuelas como el descubrimiento de América pero que todes sabemos fue el comienzo del mayor genocidio de la historia de la humanidad dio el puntapié del Capitalismo como lo conocemos, y el mas brutal rostro del hombre fue mostrado en un sin fin de atrocidades que dejo tras de sí un continente de almas sometidas y suelos maltratados en beneficio de una opulencia obscena el sedimento de Imperios que con mas poder de destrucción que antes seguirían luchando entre si pero ya con sangre extranjera muriendo en primera fila.

500 años después, el mero vestigio de aquella historia de atropello reflejada en los mineros que escupian azufre en los socavones bolivianos y en los lomos arqueados de los guatemaltecos descalzos que cargaban bananas para la United Fruit le dieron sentido a la vida de uno que siendo un cualquiera como el que mas, marco un hitó que el sistema se desespera en encerrar en una remera pero que a fin de cuentas es un muerto que no para nacer. Un día como hoy caía ametrallado el Che luego de ser capturado en el mayor proyecto de revolución continental que se haya pretendido que sin embargo murió en el huevo merced de los caprichos de la historia. Un tipo que fue a dejar la sangre lejos de la tierra que lo vio nacer por que entendía que la revolución cuando es verdadera no habla de fronteras y es una empresa en la que se gana y se sigue peleando o se muere dando pelea. Un raro avis que dejo el sillón conquistado en una revolución echa por el mismo para ir a batirse a tiros entre los mosquitos.

… «Hoy ha caído en esa lucha, como un héroe, la figura joven más extraordinaria que ha dado la revolución en Latinoamérica: ha muerto el Comandante Ernesto “Che” Guevara» escribió Juan Domingo Perón, otro que cumplió años en estos días. Su primer gobierno, es, después de la Revolución de Mayo Morenista y Monteagudeana, el mejor recuerdo que tiene nuestro pueblo como memoria de dignidad e independencia.
No se sabe si fue antes o después de esto, que el General dijo: «el poder es como un violín, se toma con la izquierda y se toca con la derecha».
Lo que si sabemos, es que en una semana pueden pasar muchas cosas, y que el poder mediático, allí donde habita el mal, hará todo lo posible por taparnos el bosque con una rama chamuscada y un par de tetas.

Por lo tanto, sostendremos hasta la afonía que es menester conocer, discutir, e interpelar nuestro pasado, para construir sobre sus bases nuestro futuro.

Colectivo editorial ZondeTrope

Comments are closed.